head-196541_960_720
Si te gusta, compártelo

“Las cantidades de alérgenos y polen aumentan todos los años”, afirma el Dr. Gustavo Ferrer, neumólogo con sede en Florida y autor del libro “La cura para la tos”.

La investigación sobre el calentamiento global ha demostrado que se están incrementando las cantidades de dióxido de carbono, esta sustancia actúa como un abono para el polen y los alérgenos vegetales”, explica Ferrer.

Existen errores relacionados con nuestro estilo de vida que podrían estar haciendo que empeoren los síntomas de las alergias.

Estas son algunas de las equivocaciones que solemos cometer y cómo evitarlas:

No lavarnos el cabello antes de acostarnos.

Cuando pasamos el día fuera, nuestro cuerpo, y especialmente el cabello, recoge polen y otros alergenos. Lo peor que podemos hacer es acostarnos con ellos todavía aferrados a nuestro cabello. “Es importante lavarnos la cara y el cabello antes de ir a dormir cada noche”, aconseja David Stukus, especialista en alergias en el Nationwide Children’s Hospital y portavoz del Colegio Americano de Alergias, Asma e Inmunología (ACAAI)

Dejar las puertas y ventanas abiertas.

Nuestro hogar debería ser un santuario que impidiera la entrada de las alergias estacionales. Si dejamos las puertas y las ventanas abiertas, estamos invitando a entrar a todos los alérgenos.

No cambiar los filtros.

Los filtros que se colocan en las ventanas atrapan el polen y los alérgenos. Muy pocas personas sustituyen estos filtros. “Deberían cambiarse mensualmente”, afirma Ferrer.

Ser descuidados con la ropa.

Si hemos pasado mucho tiempo fuera, y sobre todo, si hemos estado en la naturaleza o en espacios verdes donde hay alérgenos por todas partes, deberíamos cambiarnos de ropa al llegar a casa, argumenta Stukus. Al igual que ocurre con el cabello, la ropa también puede atrapar alérgenos.

Utilizar zapatos en el interior.

Los expertos recomiendan que nos quitemos los zapatos tan pronto como entremos en casa. El polen puede quedar atrapado en las alfombras y moquetas.

No usar aerosoles nasales.

Los antihistamínicos recetados por especialistas no son muy eficaces para la congestión nasal. “Disminuyen la inflamación y la hinchazón que causa congestión nasal, secreción nasal y goteo postnasal”.

La mayoría de las personas sólo los utilizan cuando aparecen los síntomas. Dejarlos para  ese momento, podría ser contraproducente. “Los aerosoles de esteroides no funcionan inmediatamente”, sostiene Stukus. Es imprescindible usarlos todos los días por lo menos dos semanas antes de que comience la temporada de alergias. Nuestro objetivo es detener la hinchazón y la inflamación antes de que aparezcan.


Si te gusta, compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.