dranatura
Si te gusta, compártelo

Existen enfermedades oculares graves como la degeneración macular asocada a la edad y otras que sólo producen síntomas molestos, como la conjuntivitis. Sin embargo, cualquiera de ellas afecta de forma notoria a nuestra calidad de vida, por este motivo es importante conocer sus síntomas tempranos.

Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad que daña al nervio óptico, que es el que envía la información visual a nuestro cerebro. Es la segunda causa principal de ceguera en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud.

La forma más común de glaucoma (llamada glaucoma de ángulo abierto) ha sido apodada como el “ladrón furtivo de la vista” porque al principio, no suelen aparecer síntomas. Sin embargo, dentro del ojo la presión va aumentando y se van desarrollando puntos ciegos en los laterales. Estos puntos pueden pasar desapercibidos hasta que el nervio óptico sufre un daño grave, o hasta que es detectado a través de un examen ocular completo.

La mejor forma de prevenirlo es sometiéndonos a exámenes periódicos a partir de los 40 años, aunque no tengamos ningún problema de visión. Quienes tienen antecedentes familiares de enfermedades oculares, podrían ver incrementado su riesgo de padecer glaucoma.

Conjuntivitis

Aparece cuando el tejido transparente que se halla sobre la parte blanca del ojo se inflama, afirma Natasha L. Herz, oftalmóloga en Kensington Eye Center en Rockville. Afecta a cerca de 3 millones de personas cada año.

Los especialistas recomiendan que nos lavemos las manos y que no compartamos las toallas o las fundas de almohada. Este tipo de conjuntivitis por lo general tarda entre 7 y 10 días en sanar.

Degeneración macular

La degeneración macular relacionada con la edad es la causa más común de ceguera en adultos hoy en día, explica Raj K. Maturi, especialista en salud vitreo-retiniana en el Midwest Eye Institute de Indianápolis. Esta enfermedad tiene lugar cuando la mácula del ojo, que es una pequeña área de la retina que nos ayuda a ver los detalles con claridad, comienza a descomponerse. Suele manifestarse con la aparición de un punto ciego en el centro del área de visión

Existen dos formas a través de las cuales se manifiesta la enfermedad:  la degeneración macular seca, que es la más común, ocurre cuando unos depósitos llamados drusen se forman debajo de la mácula y se secan, y la húmeda (aproximadamente 10% de los casos), que ocurre cuando los vasos sanguíneos crecen bajo la mácula de forma anormal, a veces causando hemorragias

No hay ninguna manera de prevenir esta enfermedad, pero es posible retardar su progresión si controlamos periódicamente la presión arterial; ingerimos alimentos saludables para la vista, como por ejemplo los cítricos, aceites vegetales, nueces, cereales integrales, verduras de hoja verde y peces de agua fría; Si mantenemos los niveles de grasa corporal bajo control; También es importante no fumar; Y sobre todo, realizarnos chequeos médicos periódicamente.

Desprendimiento de retina

La retina es un tejido sensible a la luz que envía mensajes visuales a nuestro cerebro. Algunos estudios informan que alrededor del 1% de la población desarrollará un desprendimiento de retina en algún momento de sus vidas, en estos casos, si no se recibe el tratamiento adecuado, podría producirse ceguera.

El síntoma más habitual es la aparición repentina de destellos de luz en nuestro campo visual. En algunos casos, los pacientes puede ver una sombra oscura opaca en uno de los lados de la visión. La miopía es el principal factor de riesgo para el desprendimiento de retina. Una buena forma de prevenirla es evitando frotarnos los ojos, ya que puede incrementar las probabilidades de que tenga lugar esta afección

Cataratas

Las cataratas surgen cuando la lente natural del ojo se vuelve turbia. Casi todas las personas que llegan a una edad avanzada padecen esta dolencia, que también puede afectar a personas más jóvenes si fuman, se exponen al sol sin protección o si sufren un traumatismo.

Los síntomas suelen ser graduales. Es posible experimentar una pérdida de sensibilidad al contraste o incluso doble visión en un ojo.


Si te gusta, compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.