Si te gusta, compártelo

English: Glaucoma Eye after treated with Trabe...

(Photo credit: Wikipedia)

El glaucoma es un grupo de enfermedades oculares que dañan el nervio óptico. Estos daños, a menudo se deben a la existencia de una presión anormalmente alta en el ojo.

El glaucoma es una de las principales causas de ceguera en la mayoría de los países. Puede ocurrir a cualquier edad, pero es más común en los adultos mayores.

La forma más habitual de glaucoma no presenta signos de advertencia. El efecto es tan gradual que es posible que no notemos cambios en la visión hasta que la condición se encuentra en una etapa avanzada.

La pérdida de visión debida al glaucoma es irreversible. Por lo tanto, es importante someternos a exámenes regulares que incluyan mediciones de la presión del ojo. Si el glaucoma se diagnostica en una fase temprana, la pérdida de visión puede ralentizarse o evitarse.

Los síntomas

Los signos y síntomas del glaucoma varían en función del tipo y de la etapa de la condición. Por ejemplo:

Glaucoma de ángulo abierto

Se desarrollan puntos ciegos irregulares en la periferia o en la visión central llegando a producirse visión de túnel en las etapas avanzadas, afecta frecuentemente a ambos ojos

Glaucoma agudo de ángulo cerrado

Provoca los siguientes síntomas:

  • Dolor de cabeza intenso
  • Dolor ocular
  • Náuseas y vómitos
  • Visión borrosa
  • Halos alrededor de las luces
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Si no se trata, puede causar ceguera.

Cuándo consultar con un médico

Debemos buscar atención médica inmediata en el caso de que presentemos algunos de los síntomas de glaucoma agudo de ángulo cerrado, como dolor de cabeza severo, dolor en los ojos y visión borrosa.

Causas

El glaucoma tiene lugar como resultado de daños que afectan al nervio óptico. Debido a que este nervio se deteriora gradualmente, se pueden desarrollar puntos ciegos en nuestro campo visual. Estos daños por lo general se relacionan con el aumento de la presión en el ojo.

La presión ocular elevada se debe a la acumulación de un fluido (humor acuoso) que fluye a través del ojo. Este líquido normalmente drena en la parte frontal (cámara anterior) a través del tejido (malla trabecular), en el ángulo donde se encuentran el iris y la córnea. Cuando el líquido se produce de forma excesiva o el sistema de drenaje no funciona correctamente, éste no puede fluir hacia fuera a su ritmo normal y la presión se acumula.

Los tipos de glaucoma incluyen los siguientes:

Glaucoma de ángulo abierto

El glaucoma de ángulo abierto es la forma más común de la enfermedad. El ángulo de drenaje formado por la córnea y el iris permanece abierto, pero la malla trabecular está parcialmente bloqueada. Esto hace que la presión aumente de forma gradual. Sucede tan lentamente que es posible que el paciente pierda la visión antes de ser consciente de su problema.

Glaucoma de ángulo cerrado

El glaucoma de ángulo cerrado se produce cuando el iris se abomba hacia adelante para reducir o bloquear el ángulo de drenaje formado por la córnea y el iris. Como resultado de ello, el fluido no puede circular a través de los ojos y la presión aumenta.

Puede tener lugar de repente o desarrollarse con el paso del tiempo

Glaucoma de tensión normal

En el glaucoma de tensión normal, el nervio óptico se daña a pesar de que la presión del ojo está dentro del rango normal. No se sabe cuál es el motivo. Puede deberse a que el nervio óptico es sensible, o puede haber una disminución en el suministro sanguíneo hacia el nervio óptico. Este flujo de sangre limitado podría estar provocado por la aterosclerosis o por otras condiciones que impiden la circulación de la sangre.

Glaucoma en niños

A veces esta enfermedad está presente desde el nacimiento o se desarrolla en los primeros años de vida. Los daños que afectan al nervio óptico pueden estar causados por bloqueos de drenaje o por una condición médica subyacente.

Glaucoma pigmentario

En el glaucoma pigmentario, los gránulos de pigmento que se hallan en el iris se acumulan en los canales de drenaje y ralentizan o bloquean el fluido que sale del ojo.


Si te gusta, compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.