Si te gusta, compártelo

English: Human eye

(Photo credit: Wikipedia)

Los espasmos en los ojos (blefaroespasmos) son un movimiento involuntario del párpado que se produce cada pocos segundos en el transcurso de un minuto o dos. A veces son lo suficientemente fuertes como para hacer que el párpado se cierre completamente.

Causas

Los movimientos crónicos e incontrolables de párpados, cuando afectan a ambos ojos se les conoce como el blefaroespasmo esencial benigno. Aunque se desconoce su causa exacta, las siguientes condiciones médicas pueden preceder o acompañar a este trastorno:

  • La blefaritis
  • Sequedad ocular
  • El entropión
  • La hiper-sensibilidad a la luz
  • La conjuntivitis
  • La triquiasis
  • La uveítis

En muy raras ocasiones, el movimiento involuntario del ojo puede ser un signo del padecimiento de ciertos trastornos cerebrales y del sistema nervioso. En estos casos, casi siempre aparece junto con otros síntomas. Las dolencias que afectan al cerebro y que pueden provocar contracción ocular incluyen:

  • La parálisis de Bell
  • La distonía cervical
  • La esclerosis múltiple
  • La distonía oramandipular y la distonía facial (un tipo separado de distonía que a veces se manifiesta junto al blefaroespasmo)
  • Los efectos secundarios de algunos medicamentos, en particular los utilizados para tratar la epilepsia y el síndrome de Tourette

Los espasmos que se producen en los ojos pueden ir y venir de forma impredecible durante días, semanas o meses. No suelen provocar dolor, pero pueden ser muy molestos. En su forma más común, son inofensivos y se detienen por sí solos, aunque podrían repetirse de vez en cuando.

A veces, constituyen la primera señal de un trastorno del movimiento crónico, especialmente si se desarrollan otros espasmos faciales. No obstante, por lo general, no existe una causa identificable.

Algunas de las causas de los espasmos en los párpados incluyen:

  • El consumo excesivo de alcohol
  • Tomar cafeína
  • El cansancio
  • La irritación de la superficie del ojo o de los párpados interiores
  • La falta de sueño
  • El tabaquismo
  • El estrés

Cuándo consultar con un especialista

La contracción en los ojos por lo general desaparece por sí sola, pero debemos programar una cita con nuestro médico si:

  • Los espasmos no desaparecen en unas pocas semanas
  • El párpado se cierra por completo con cada contracción o existe dificultad para abrir los ojos
  • Aparecen contracciones en otras partes del rostro
  • Si notamos los párpados caídos

Si te gusta, compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.