Si te gusta, compártelo

FB_IMG_1423567176035Por Silvia Pino Fisioterapeuta

 

es.linkedin.com/in/silviapinofisioterapia/es

 

El estrés diario, trabajos que obligan a coger peso repetidamente, tareas domésticas, cuidar de un familiar dependiente, largas horas en la misma postura, sobrepeso … así podríamos seguir enumerando uno por uno diversos factores que pueden forzar que adoptemos posturas incorrectas. Hasta aquí el problema no es del todo grave, el gran problema radica cuando éstas malas posturas se prolongan en el tiempo provocándonos los tan temidos y limitantes dolores de espalda, tensiones musculares acumuladas… En la mayoría de los casos éstos no son sino consecuencias de no realizar una buena higiene postural dia tras día, ya sea evitando movimientos incómodos o dolorosos (posturas antiálgicas) o simplemente optando por la posición en la que estamos más cómodos “ todos nos sentamos lo más escurridos posibles en el sofá para ver la tele” Todo ello perjudica directamente a nuestra columna que poco a poco va cediendo, realizando compensaciones, ayudándose de otra musculatura para realizar el movimiento que quieres hacer… Y esto a largo plazo no es más que sobrecarga de zonas que sobreusas , por la simple razón de “estar más cómodo” tensión que en muchos casos provoca incluso dolores de cabeza desesperantes, atrofias musculares, tendinitis en casos más avanzados hernias discales y movimientos mucho menos eficientes, que además de dolor provocan más cansancio. Por eso tenemos que estar alerta, vigilando la postura, observando nuestra espalda para prevenir lesiones, junto con el ejercicio adecuado, descanso y un correcto tono muscular olvida los dolores de espalda.

Silvia Pino

cache_2417370447


Si te gusta, compártelo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.